Bodega

El Capricho de Raquel cuenta con una cuidada bodega con más de 500 referencias. Una cava diseñada para entrar junto al cliente y que él mismo coja el vino que desea disfrutar junto a su compañía. Cada botella está etiquetada con su precio final en mesa y contamos con unos precios muy atractivos.
En nuestro Capricho entendemos que los clientes vienen a disfrutar de la cocina de Raquel y poderlo acompañar con el vino que más les gusten sin tener que pagar dos o tres veces su valor sino que, pidan segundas y terceras botellas o incluso compran para llevar a sus casas o regalarlos.
La selección que vendemos en El Capricho de Raquel la realiza Sergio, el hijo mayor de Raquel. Él gano el campeonato de “Mejor Sumiller de la provincia de Alicante” y además nuestro restaurante también fue galardonado con “Mejor cuidado al vino”.
Ven a vivir la experiencia de elegir y disfrutar tu vino en un ambiente inigualable.